Qué cuidar antes de una cita

Cómo afecta el mal aliento a nuestra vida | Consejos para combatirlo

El nombre médico para el mal aliento es halitosis y es más frecuente de lo que crees, ya que afecta a la gran mayoría de la población, al menos en algún momento de la vida. El mal olor en la boca puede estar originado por diversas razones, aunque lo más común es por una falta de higiene en la cavidad bucal, lo que ayuda a la proliferación de las bacterias, lo que causa un proceso que genera un olor desagradable.

También se relaciona al mal aliento la escasez de saliva y la sequedad de la boca. Las glándulas salivales segregan este fluido, que está generado por un 99% de agua, con propiedades antisépticas y a la vez mantiene limpia la boca.

Es realmente muy desagradable la halitosis, tanto para el que la padece como para los que están alrededor. Los afectados suelen tener mucha vergüenza o timidez de hablar con otras personas, porque se sienten sucios o culpables.

  1. La mayor parte de los casos de halitosis desaparecen al realizar una correcta higiene dental, cepillándose los dientes, encías y lengua después de cada comida, y complementándola con el uso de hilo dental. Visita al dentista, por lo menos una vez al año, para hacerte la limpieza dental, eliminar el sarro y descartar cualquier indicio de enfermedad periodontal..
  2. Evita determinados alimentos que favorecen la aparición de halitosis, como el ajo y la cebolla. En algunas personas, el consumo de col, pepinillos y café causan este problema. El alcohol y el tabaco son otros de los causantes del mal aliento.
  3. Consume alimentos que estimulen la producción de saliva. Evita alimentos secos y fibrosos, que pueden quedar adheridos al paladar,  como frutos secos, galletas o pan tostado. El ácido cítrico (propio de la naranja, mandarina, limón, toronja) es un potente estimulador de la secreción salival.
  4. Por ello, tomar bebidas ácidas o agua con jugo de cítricos ayuda a aumentar el flujo de saliva. Comer despacio. Una buena masticación evita la fermentación de los alimentos.
  5. Recuerda que es básico beber agua en abundancia y/o masticar chicles (sin azúcar), para conseguir que la boca genere saliva, ya que ésta es la encargada de eliminar las bacterias bucales.  ¿Y tú tienes una adecuada higiene bucal?

 

Ven a tu clínica dental de confianza en Madrid, estaremos encantados de ayudarte a solucionar tu problema y verte sonreír.

www.artidental.com

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Qué cuidar antes de una cita

Cómo afecta el mal aliento a nuestra vida | Consejos para combatirlo

El nombre médico para el mal aliento es halitosis y es más frecuente de lo que crees, ya que afecta a la gran mayoría de la población, al menos en algún momento de la vida. El mal olor en la boca puede estar originado por diversas razones, aunque lo más común es por una falta de higiene en la cavidad bucal, lo que ayuda a la proliferación de las bacterias, lo que causa un proceso que genera un olor desagradable.

También se relaciona al mal aliento la escasez de saliva y la sequedad de la boca. Las glándulas salivales segregan este fluido, que está generado por un 99% de agua, con propiedades antisépticas y a la vez mantiene limpia la boca.

Es realmente muy desagradable la halitosis, tanto para el que la padece como para los que están alrededor. Los afectados suelen tener mucha vergüenza o timidez de hablar con otras personas, porque se sienten sucios o culpables.

  1. La mayor parte de los casos de halitosis desaparecen al realizar una correcta higiene dental, cepillándose los dientes, encías y lengua después de cada comida, y complementándola con el uso de hilo dental. Visita al dentista, por lo menos una vez al año, para hacerte la limpieza dental, eliminar el sarro y descartar cualquier indicio de enfermedad periodontal..
  2. Evita determinados alimentos que favorecen la aparición de halitosis, como el ajo y la cebolla. En algunas personas, el consumo de col, pepinillos y café causan este problema. El alcohol y el tabaco son otros de los causantes del mal aliento.
  3. Consume alimentos que estimulen la producción de saliva. Evita alimentos secos y fibrosos, que pueden quedar adheridos al paladar,  como frutos secos, galletas o pan tostado. El ácido cítrico (propio de la naranja, mandarina, limón, toronja) es un potente estimulador de la secreción salival.
  4. Por ello, tomar bebidas ácidas o agua con jugo de cítricos ayuda a aumentar el flujo de saliva. Comer despacio. Una buena masticación evita la fermentación de los alimentos.
  5. Recuerda que es básico beber agua en abundancia y/o masticar chicles (sin azúcar), para conseguir que la boca genere saliva, ya que ésta es la encargada de eliminar las bacterias bucales.  ¿Y tú tienes una adecuada higiene bucal?

 

Ven a tu clínica dental de confianza en Madrid, estaremos encantados de ayudarte a solucionar tu problema y verte sonreír.

www.artidental.com